El joven jugador se espera todo y mucho de esta temporada en la que se espera una “liga muy dura”

Óscar Villar no llega sólo a su nuevo equipo sino que lo hace de la mano de sus compañeros Miguel Román y Anxo Fernández, presentados en estos días atrás, pues procede al igual que ellos del Rápido de Bouzas.

Con la ilusión por bandera por competir en una liga “muy buena”, así define Villar a la División de Honor, además de “muy dura”, recalca, el jugador llega a CD Choco con muchas ganas “de ponerle las cosas muy difíciles al entrenador” y es que es una competición muy atractiva para no luchar por un puesto en el equipo.

Óscar llega al Choco sabiendo al club en el que aterriza y es que además de haberse enfrentado, en la temporada pasada, al que hoy ya es su equipo, Villar siguió al Sénior en su periplo por la Tercera División “vi varios partidos y la verdad es que es un equipo que me gusta mucho”.

Desea que las lesiones le respeten y estar bien durante toda la temporada pero sobre todo “cumplir con los objetivos que nos marque el Cuerpo Técnico”. Villar espera llegar a un “vestuario muy unido” al cual tiene ganas de conocer porque “después de estar tanto tiempo parado, tengo ganas de empezar y que todo vuelva  ser como antes”.