El Laracha estrena su casillero de victorias en competición liguera después de vencer por la mínima al Club Deportivo Choco en la segunda jornada de Liga. El gol que dio los tres puntos a los locales fue obra de Sergio Ortuño, que aprovechó el primer error defensivo del partido para adelantar a su conjunto en el minuto 3 de partido. El joven jugador del Laracha consiguió batir a Cortegoso después de interceptar un pase de este a Jacobo.

El equipo visitante, que también había empezado flojo en este arranque liguero, no supo superponerse a este fallo garrafal aunque dominó buena parte del encuentro. Esta ocasión inicial que acabó con el primer y único gol del encuentro, hizo crecer a un Laracha que pudo hacer subir el segundo al marcador en el minuto 17, por mediación de un cabezazo de Javi Sandá que se estrelló en el palo. Eso sí, está fue la última gran oportunidad de los locales antes del acoso de los visitantes. De hecho, el CD Choco pudo empatar antes del descanso, pero Alberto Sánchez lo evitó en dos ocasiones creadas por Félix y Gabri, respectivamente.

Ya en la segunda mitad la historia no cambió. El equipo redondelano volvió a coger las riendas del partido, pero sufrió demasiado al contraataque y es que el Laracha pudo hacer mucho daño gracias a las recuperaciones de Kanouté y las llegadas de Iago Novo, Ortuño y Javi Sandá.Las ocasiones más claras para ambos equipos en la segunda mitad llegaron, por parte del Laracha, en el minuto 53, cuando Iago Blanco desaprovechó un mano a mano con Cortegoso después de que, una vez más, Kanouté robara y asistiera lo que parecía un gol cantado.

Por parte de los visitantes fue Aitor Cañedo quién, habiendo entrado ya en el último cuarto de hora del encuentro, estuvo a punto de empatar con un buen remate de cabeza. La entrada de hombres frescos dio más consistencia y solidez a los locales que a los visitantes. Gracias a esta victoria los locales suman sus tres primeras unidades y salen del descenso para ocupar la undécima posición. Por su lado, el conjunto visitante entra en zona de descenso como decimoséptimo clasificado, con tan solo un punto conseguido en tres jornadas.