El medio centro procede del Rápido de Bouzas y llega al CD de Choco “con la intención de jugar los máximos minutos posibles”.

Pablo Pérez lo tiene claro “vengo con la intención de jugar los máximos minutos posibles”. Si ya de por sí, la categoría, División de Honor, es complicada, parece que más difícil lo tendrá Alberto Suárez, técnico del bloque juvenil, a la hora de hacer la convocatoria pues todos los jóvenes jugadores  llegan a Redondela con ganas de hacerse un hueco en el 11 de la pizarra de Suárez.

Las ganas de empezar ya no sólo a competir sino por entrenar, son muchas. Los meses en dique seco han duplicado las ansias de todos los futbolistas y las de los juveniles no iban a ser menos.

Procedente del Rápido de Bouzas, Pablo Pérez no sólo estrenará elástica sino también club, vestuario y categoría, razón importante que le hizo decantarse por el equipo choqueiro, aunque no la única “Alberto tuvo mucho peso a la hora de decidirme porque siempre me mostró mucha confianza y me gusta mucho la idea que tiene para el equipo”; nos comenta el jugador en el día de su presentación.

«Bonita’ es el adjetivo más verbalizado por los jugadores cuando se les pregunta por lo que se esperan de esta temporada; y es que, parece que la dureza y complejidad de la misma a bote pronto no parece importarles pero sí al preguntarle ¿y complicada?.  Es entonces cuando se paran a pensar.  Pablo no duda en afirmarlo “sí porque es una categoría muy física y la mayoría venimos de Nacional y no estamos acostumbrados” aunque también añade “pienso que podemos hacer un buen año”.