El Domingo a las 12.00 horas el Juvenil DH se mide al RC Celta de Vigo en el Campo de Barreiro. Hablamos con el capitán choqueiro, Javi Labrada, ex jugador celtista.

Este fin de semana el Juvenil Dh pasará una nueva prueba en su recién estrenada categoría,  y lo hará ante uno de los equipos más fuertes, el RC Celta de Vigo. Un partido que será especial para uno de los jugadores del bloque choqueiro con el que hablamos esta semana, Javi Labrada, quien pasó 9 años de su formación en el club vigués. “Será muy emocionante volver a ver a mis compañeros además de a los técnicos”, nos asegura Labrada, quien añade que “si ya de por sí siempre ilusiona jugar contra un gran equipo como es el RC Celta de Vigo, siempre conlleva un plus mayor de emoción cuando has jugado en sus filas. Es el primer partido oficial que compito contra ellos y la verdad es que son muchas las ganas, por el cariño que le tengo al equipo”. Un cariño que no nublará su objetivo como jugador choqueiro “espero salir de Barreiro con un buen resultado”.

Cierto es que no será la primera vez que se enfrentarán los dos bloques porque ya en pretemporada se midieron en A Madroa en un partido en el que el equipo de Alberto Suárez dejó muy buenas sensaciones a pesar de la derrota por 4-3. Si bien es cierto que la competición liguera es diferente los de Suárez viajan a Vigo con la intención de dar la sorpresa, a pesar de no partir como favoritos. El equipo redondelano es consciente de la complejidad del encuentro y así nos lo haces saber Javi “los partidos contra el Celta siempre son complicados, es uno de los mejores equipos del campeonato y, además, jugar en su campo es otro factor a su favor”.

Tanto el RC Celta de Vigo como el CD Choco llegan a esta jornada con sensaciones diferentes. Por parte del equipo celeste, con el sabor dulce de una victoria contundente ante el Pabellón Ourense (6-0); mientras que el equipo cpaitaneado por Labrada lo hace con el sabor amargo de la derrota ante el Val Miñor (0-1) a pesar del buen juego desplegado durante casi todo el encuentro. Al respecto nos comenta que “ya hemos pasado página y aprendido de los errores y, aunque es verdad que nos hubiese gustado debutar en Liga con una victoria, hay que seguir porque la competición es demasiado corta para estar lamentándose”. Razón suficiente para llegar a Barreiro “centrados en realizar nuestro juego y dar lo mejor de nosotros como equipo para conseguir puntuar. Es un partido muy bonito en el que tenemos que estar al cien por cien porque para nosotros cada partido es una final”.

Como conocedor del rival, Labrada comenta que “es uno de los equipos que mejor juegan en esta Liga, tienen una presión increíble tras pérdida y a ninguno de sus jugadores les quema el balón a la hora de tener la posesión”, en definitiva “son un gran bloque que tiene jugadores de mucha calidad en todas las zonas del campo por lo que los cambios que hacen nunca bajan el nivel. Es un equipo que te puede hacer mucho daño”.

Pero como partido hay que jugarlo, porque al final es un 11 contra 11 y todo puede pasar el joven jugador sabe que puntuar ante el Celta pasa por “estar metidos en le partido desde que saltemos al campo y estar muy bien en todas las facetas del juego. Confiar en lo que hacemos, vaciarnos cada uno de nosotros y jugar a lo que jugamos siempre será fundamental. Y si a todo esto nos acompaña un poco de suerte, podremos sacar un buen resultado”. Y la clave del partido estará en “las dos áreas y en la posesión del balón. En su área tendremos que intentar trasnformar todas las que tengamos porque es un equipo que no te va a dejar generar muchas ocasiones durante el partido. Y en nuestra área tenemos que ser un equipo muy expeditivo y contundente e intentar quitarles el balón que es cuando sufren de verdad. Sabemos que son tareas complicadas pero intentaremos hacerlo lo mejor posible”. Con la teroría aprendida sólo queda ponerla en práctica este domingo a las 12.00 horas en el Campo de Barreiro.

La expedición choqueira llega a Vigo con la misma actitud, aptitud y objetivos que en el resto de partidos, “en todos nuestros partidos el objetivo siempre es el mismo, obtener los 3 puntos” y `para eso entrenan cada semana consiguiendo cada día “ser más equipo” y es que la ilusión no se puede perder y las ganas de hacer las cosas bien tampoco, y de la una y de la otra, sobran en el bloque de Suárez porque si de algo están seguros es que “será un año bonito”.