El CD Choco recibe al RC Avilés, el sábado a las 17.00 horas en Santa Mariña.

“Sin duda haríamos bueno el punto ante el CD Arenal si ganamos al Avilés, y creo que este debe ser el objetivo, sumar de 3”; así de claro lo tiene Hugo Álvarez, segundo entrenador del Juvenil División de Honor con el que hablamos esta semana. No titubea al expresar que el duelo de este sábado a las 17.00 horas en Santa Mariña con el RC Avilés “es clave” para conseguir el objetivo de disfrutar una temporada más en la categoría, aunque para Hugo la permanencia no sólo pasa por este partido sino por “todos los partidos que faltan”.

4 son los partidos que restan, incluido el de este fin de semana, y es que la permanencia se definirá en tan sólo 5 jornadas, con partidos a una vuelta, de las cuales 3 son desplazamientos para los equipos gallegs, lo que supone un añadido más a la complejidad de este formato “las competiciones se rigen por la igualdad y, en el momento, en que los equipos gallegos jugamos 3 partidos fuera de casa deja de ser igual, por lo que siempre habrá un equipo que está en desventaja. Nos tocó así y la jornada pasada el equipo demostró que no importan las circunstancias, independientemente de las horas viaje, van a pelearlo hasta el final, estoy seguro de ello”, nos comenta Álvarez.

Y aunque es complicado saberlo “no sé si con el formato habitual a estas alturas estariamos salvados; pero sí que creo que, por nuestra forma de trabajar y de jugar, el disponer de más tiempo para poder trabajar y por ende la tranquilidad que esto te da, nos beneficiaría”.

Al margen del formato competicional, este sábado se disputará, ante el RC Avilés, la segunda jornada de la segunda fase en el camino hacia la permanencia. Al respecto del rival Hugo nos comenta que “es un equipo muy competitivo, muy físicos que alterna el juego combinativo con el juego directo, y que te hace partidos difíciles por su físico y su variabilidad” pero aún así reconoce que más que del rival “dependemos más de nosotros mismos”. Por eso cree que la clave del partido estará en “ser nosotros mismos y no cometer errores a balón parado, ni en vigilancias y por supuesto en la solvencia tanto en nuestra propia área como en la del rival”. Hugo no es de echar números ni de hacer cuentas “las únicas que hago son las de entrenar y llegar a tope el fin de semana

Preguntamos a Hugo si hay presión; “siempre hay; pero no ahora sino desde la jornada 1 porque la División de Honor es una categoría alta y competitiva. Pero también tenemos ilusión de seguir aquí para que los jugadores que vienen por atrás puedan seguir disfrutando de esta categoría”. Una categoría en la que no sólo se estrenaron los jugadores de la plantilla choqueira sino también el club y los entrenadores. Pasados los meses Hugo nos confiesa que “intuíamos la dureza de esta categoría, y eso que este año además lo complicado es que el tiempo para conseguir objetivos es menor por lo que consecuentemente es también menor el tiempo de reacción, por lo que tienes que accelerar mucho todo y sacar resultados pronto”. Pero a pesar de la exigencia de dicha categoría también es “muy bonita” sobre todo por el crecimiento individual de cada jugador y como equipo y es que no se puede negar su evolución al paso de estos meses “la evolución del equipo está ahí, a pesar de que no se refleje en los resultados, y obviamente es todo mérito de ellos por su entrega en cada sesión de entrenamiento”.

Por eso y como se sabe que todo sacrificio finalmente obtiene su recompensa, Hugo está seguro que pueden conseguir la permanencia porque ““sin duda que seguimos creyendo”.

Como cree el resto de la familia choqueira y la afición redondelana a la que Álvarez anima que “venga a disfrutar de este partido y sobre todo me gustaría que los niños de la base también nos viniesen a apoyar porque dentro de unos años serán ellos los que podrán disfrutarla”.