El sábado a las 17.00 horas recibe al ED Val Miñor Nigrán en lo que será su primer partido de la temporada.

Se preveía que el debut del Juvenil División de Honor del CD Choco debutase en Santiago de Compostela ante el CD Conxo Santiago, pero el positivo detectado en la plantilla choqueira, el cual ya está dado de alta, y después de varios días esperando por la resolución por parte de los organimos competentes para la celebración de este partido, el ansiado debut quedó aplazado tal y como indica el protocolo y a pesar de que la totalidad del equipo diese negativo en su semanal test serológico.

Por lo tanto el debut del equipo choqueiro se producirá esta semana y en donde mejor que en casa, en Santa Mariña arropados por la afición que haya reservado asiento para tal ocasión. Y es que hay que recordar que el aforo es limitado.

Son muchas las ganas que los jóvenes jugadores tienen de empezar a competir, pues al final es para lo que se llevan preparando durante meses, aún en las condiciones especiales que marca la crisis sanitaria. Hablamos pues, con uno de ellos, en concreto con Hugo Fariña que expresa el deseo de que llegue el sábado a las 17.00 horas para hacer real un sueño que hasta entonces no era más que eso, un sueño. “Tenemos muchísimas ganas de empezar ya a competir pues llevamos mucho tiempo esperando este momento”.

Y como la moneda siempre tiene dos caras, Fariña opta por la positiva y ve perfecto el debut en casa “soy de los que piensa que siempre es mejor empezar la Liga en casa por el apoyo de nuestra afición, que siempre nos está apoyando y, obviamente, porque estamos acostumbrados a nuestro campo; dos factores para mí fundamentales a la hora de debutar”.

Lo que sí le falta al CD Choco es experiencia en esta categoría, pero para adquirirla hay que competirla y eso harán a partir del sábado, día 6 de noviembre. Aunque ninguno de los rivales son fáciles, el ED Val Miñor Nigrán es un equipo consolidado en la categoría y ya se sabe que la experiencia siempre es un grado por lo que el equipo de Alberto Suárez sabe que enfrente tendrán a “un rival muy duro y muy intenso que siempre va a estar encima, trabajan mucho en el campo y además vienen de un buen resultado contra el Celta”. Y es que en la primera jornada los de Nigrán sumaron un valioso punto ante uno de los equipos, a priori, más fuerte de la categoría.

Para Hugo el Val Miñor es “un equipo muy sólido con muy buenos jugadores. Si pudiera destacar a alguien sería a Aitor, que fue mi compañero el año pasado, porque es un muy buen jugador y para mí el  más determinante”.

Hugo Fariña se espera un partido “muy competido y que se va a resolver en pequeños detalles” y augura que la clave del mismo estará en “la intensidad, en defender bien sus balones directos, en estar acertados con el balón, en aprovechar nuestras oportunidades y no cometer errores”.

Con la teoría aprendida y la práctica realizada “estamos entrenando muy bien, con mucho ritmo y trabajamos cosas específicas de cara al partido”, Fariña nos asegura que el equipo llega al sábado “en muy buena forma, por lo que espero que se demuestre todo el esfuerzo que hacemos cada semana”.