4-2 fue el resultado final con goles choqueiros de Hugo, Edigar, Pablo y Víctor

Buena imagen es la que dió el Juvenil División de Honor esta mañana en Santa Mariña a pesar del irregular comienzo en los primeros minutos del partido. Una primera parte en la que el equipo estaba cómodo a nivel defensivo pero que no eran capaces de hacerse con la posesión de balón otorgando así el dominio del encuentro al juvenil vigués. Situación que no le permitiría provocar ocasiones de gol aunque algunas tuvieron. Pero quien llegaba con más peligro era el equipo de la ciudad olívica que no pudieron materializar.

Poco a poco, el equipo choqueiro fue creciendo, y debido a sus buenas transiciones fueron capaces de hacer el primer gol. El CD Choco abrió la saca con un tanto de Hugo a pase de Ju quien comenzó la jugada tras el robo del esférico en medio campo. Con el 1 a 0 la confianza de los de Suárez creció, pero fue entonces cuando el Juvenil de Celta subiría el empate al luminoso de Santa Mariña en una acción al segundo palo.

Con el empate en empate en el marcador ambos conjuntos luchaban por el dominio no sólo del juego sino del marcador antes del tiempo de recreo. Con ocasiones para los dos equipos al final fue el Choco quien aumentaría la ventaja con un tanto de Edigar tras un pase de Manu.

Con el resultado de 2-1 llegaría el tiempo de descanso en el Santa Mariña.

Y tras el pase por vestuarios comenzaría la segunda parte. 45 minuto finales en las que el CD Choco llevó el peso del partido y en los cuales, la mayor parte, pudo jugar en campo rival con las consecuentes ocasiones de gol que materializarían dos veces más. De lo contrario el Celta, que también tuvo las suyas claras y que tanto la intervención de Jorge Rojo, con la parada de un penalti, o la mandera se interpusieron entre los vigueses y el gol.

Quienes sí supieron materializar las ocasiones creadas fueron los jóvenes choqueiros. Dos goles más suberían al marcador local cuyos autores fueron Pablo y Víctor.

Con el 4-1 en el marcador el tiempo pasaba y éste parecía ser el resultado definitivo pero el RC Celta marcaría su segundo tanto sobre el tiempo reglamentario, dejando pues el marcador de 4-2 sin tiempo para más.

Tras el partido hablamos con el mister choqueiro quien nos reconoce que “las sensaciones son buenas, sobre todo a nivel de ritmo. Se nota que el equipo lleva tiempo trabajando y que cada vez están más compenetrados y se entienden mejor entre ellos. Hay momentos en los que jugamos muy bien”. Pero Alberto Suárez, siempre tan exigente, reconoce que “aún así hay muchas cosas que mejorar; una de las cosas que nos preocupaba era el área a nivel ofensivo y hoy se solucionó con 4 goles. Otras a nivel defensivo tenemos que seguir dandole una vuelta, sobre todo a balón parado”.