El joven jugador, procedente del RC Deportivo De La Coruña, no dudó en mudarse la camisetapor “la confianza que me transmitió el Cuerpo Técnico”.

Alberto Suárez, Pablo Couñago y Hugo Álvarez, siguen perfilando la plantilla del equipo juvenil que la próxima temporada jugará en División de Honor, y quizá sean ellos los culpables, no sólo de la ilusión con la que los jóvenes jugadores pisan por primera vez el césped de Santa Mariña sino de la confianza con la llegan a lo que será su nueva casa. Este es el caso de Iago Portas quien nos reconoce que fueron varios factores los que hicieron que cambiase A Coruña por Redondela “la confianza que me transmitió el Cuerpo Técnico desde la primera vez que me reuní con ellos, la idea que tienen de cara a esta temporada, que me gustó mucho y que tenga un equipo en Tercera División que tira mucho de los juveniles”.

Portas estrena categoría, División de Honor, “con el Depor jugué en Liga Nacional” y camiseta la que se enfunda en su presentación rodeado de lo que serán su entrenadores, nuevos para él también, y tarda lo que lo hace el disparo de la cámara fotográfica en dibujar una sonrisa y en duplicar las ganas que tiene de empezar a tocar el balón “tengo muchas ganas de empezar porque mayor es la ilusión de formar parte de este equipo”. Eso sí, Portas es consciente de la dureza de la temporada venidera y es que espera enfrentarse “a jugadores más  completos y técnicos y me imagino que fuera de casa será complicado sumar puntos”.

Iago llega a un vestuario prácticamente nuevo por lo que “tenemos que ir cogiendo partidos y entrenos para ganar confianza entre nosotros aunque, personalmente, no creo que me cueste adaptarme a mis nuevos compañeros ni a lo que pida el Cuerpo Técnico” como tampoco a la competición la cual espera que sea “dura a todos los niveles”.