El Domingo a las 12.00, el equipo choqueiro comienza la segunda vuelta con 
la ilusión de salvar la categoría. Hablamos con Álex Freiría.

Este domingo vuelve la competición a Santa Mariña y lo hace con un partido que será muy competido entre el CD Choco y el CD Conxo Santiago, en la categoría Juvenil División de Honor. Después del parón liguero por las vacaciones de Navidad, el equipo de Alberto Suárez retomaban los entrenos a inicios de esta semana para preparar la cita dominical. Y es que comienza una segunda vuelta en la que se decidirá todo, la permanencia o no del equipo en la categoría.

Así las cosas, el equipo choqueiro recibe al CD Conxo Santiago; un equipo que significó el punto de inflexión para los redondelanos, pues aún no habiendo podido debutar, como debiera haber sido, en la primera jornada por un infectado de Covid; fue el partido en el que puntuaron por primera vez en este curso liguero. Un punto que “marcó una evolución ascendente del equipo. Desde este partido fuimos de menos a más y demostramos que esta Liga tampoco nos queda tan grande, nos comenta Álex Freiría, jugador choqueiro con el que hablamos esta semana. Si bien es cierto, que rozaron el cielo con las manos en la ciudad del Apóstol, siendo en el último minuto y la última jugada, en la que perdieron 2 puntos, cosechando finalmente un empate a 2.

Tan sólo 1 punto es lo que separa al equipo choqueiro respecto al rival santiagués. Nueve puntos, cosechados de 2 victorias y 3 empates, son los que lucen en el haber del equipo de Suárez, mientras que los Santiagueses cuentan con 8 puntos, cosechados de una victoria y 5 empates. Sin embargo son 2 las posiciones que los distan; el CD Choco se posiciona en séptimo lugar y el CD Conxo Santiago en noveno. Una clasificación que refleja lo apretada que está la competición en la que todo queda por decidir más de la mitad de la tabla para abajo que de la mitad para arriba; porque el Celta y el Dépor adquieren ventaja en solitario.

Y como todo puede pasar y desde el equipo juvenil disputan cada partido como una final, Freiría nos comenta que ve a su equipo “muy mentalizado, con muchas ganas de empezar ya la segunda vuelta y con los objetivos claros”. Un objetivo, el de la permanencia, que pasa por conseguir sumar “sin perder la personalidad y haciendo nuestro juego”. Un juego vistoso y bonito que quizá le falte contundencia en los metros finales “nos cuesta marcar goles los cuales estoy seguro llegarán si jugamos como lo estábamos haciendo hasta ahora; tenemos confianza plena en los jugadores que juegan arriba”. Y es que si echamos la vista atrás los juveniles, en algunos partidos, merecieron mucho más de la recompense obtenida.

Pero sin tiempo para lamentaciones, los de Alberto Suárez afrontan este partido con las ganas de facturar los 3 puntos aún a sabiendas que enfrente tendrán a “un equipo muy duro. Tenemos que estar muy atentos a sus transiciones y a su vigilancia defensiva” nos asegura Freiría quien además añade que veremos a un Choco “con mucha personalidad. Jugando a lo que sabemos, moviendo mucho el balón y con mucha intensidad defensiva porque sabemos que ganar pasa por mantener la portería a cero”.

Y es que Álex Freiría es ejemplo de perseverancia y tenacidad porque aunque todavía no ha debutado con el equipo se siente feliz por poder aportar su granito de arena en la lucha por la permanencia. Freiría admite que “me siento muy orgulloso de formar parte de la plantilla y ayudar al equipo a conseguir los objetivos esta temporada”.