Los de Alberto Suárez rentabilizan una muy buena primera parte en la que Labrada firmó el 
único gol del partido.

Comenzaba la jornada 4 en Santa Mariña. El equipo choqueiro recibía al otro recién ascendido, el Pabellón Ourense, aunque ya con experiencia en la categoría en temporadas anteriores.

Con todo listo en el campo daba comienzo el partido, al que los de Alberto Suárez llegaban con la intención de continuar la suma iniciada en Santiago de Compostela, el pasado miércoles.

El míster redondelano se decidía por un 11 de inicio formado por Jorge Rojo, Anxo, Pedro, Javi Labrada, Brais, Miguel Román, Óscar Villar, Pablo, Manu, Iago Portas y Antón. Con un banquillo formado por Hugo Vázquez, Borja, Iván, Paulo, hugo Fariña, Victor Vilaboa, Edi, Victor Alonso y Jú; finalmente participarían en la segunda parte; Ju, Edigar, Hugo Fariña y Victor Alonso.

Así las cosas daba comienzo el partido. Tras el tanteo inicial en el que los dos equipos pugnaban para hacerse con el control del esférico y del partido,  pero pronto el equipo redondelano se hizo dueño del partido elaborando jugadas que le permitían jugar en el área rival, pero sin  apenas incomodar al guardameta ourensano. Por contra, los ourensanos a penas eran capaces de crear ocasiones de gol.

A medida que el partido crecía en intensidad y tras una falta a favor del Choco, llegaría el primer gol de partido obra de Javi Labrada que remataría el esférico al fondo de la red en la jugada de falta. El partido se ponía de cara a un equipo que llevaba ya 3 semanas buscando una victoría que no llegaba. A partir de este primer tanto el dominio fue completo e insistían en la portería ourensana en busca de ampliar distancias en el marcador que le otorgase la tranquilidad que nunca aporta un marcador tan corto y con 45 minutos por delante. Pero finalamente la ventaja por la mínima sería con la que marcharían los dos equipos al tiempo de recreo.

Final de la primera parte: CD Choco 1-0 Pabellón Ourense CF

Tras el paso por vestuarios la historia cambió. El dominio de unos y otros fue por parte. Los ourensanos pronto dejaron entrever que querían revertir la situación y no salir con las manos vacías de Santa Mariña. Desde el saque de centro intentaron coger la batuta del partido intentando empatar el partido pero los contraataques eran aprovechados por los choqueiros que en los cinco primeros minutos también dejaban claro que no iban a dejar escapar el partido. Oscar Villar tuvo dos ocasiones muy claras, pero que al final no logró convertir en gol. Las ocasiones se empezaron a suceder para los dos conjuntos de hecho el Pabellón Ourense también tuvo las suyas para, por lo menos igualar el partido.

El tiempo pasaba, la intensidad y la inquietud crecía. Para los locales para salvarguradar esa primera victoria que tenían cada vez más cerca y los visitantes para intentar rascar al menos un punto de su visita a Santa Mariña.

Tras unos últimos minutos de auténtica locura en el que los dos conjuntos se precitaban en las jugadas llegaría el final del partido, siendo pues la primera vicotria del conjunto dirigido por Alberto Suárez.

Final del partido: CD Choco 1- 0 Pabellón Ourense CF

 Tras el partido hablamos con Alberto Suárez. Con respecto a esos minutos finales tan intenso Suárez explicaba que “en la liga juvenil si llegas a los minutos finales con marcador ajustados siempre hay ese nerviosismo y se vuelve muy complicado el partido. Tuvimos 3 ocasiones muy claras para cerrar el partido y no lo hicimos por lo que al final hubo una sensación de miedo de perder eso que tanto nos había costado como son los 3 puntos”. De hecho fue un partido que recordó mucho, en tiempo de descuento, al vivido el miércoles en Santiago de Compostela ante el Conxo; “hoy pienso que el equipo ya se mostró de otra manera en esos últimos minutos. El Pabellón con ese fútbol directo es compicado de defender pero creo que estuvimos bien que incluso pudimos hacerle alguna contra y en ese sentido estamos empezando a gestionar mejor esos últimos minutos cuando vamos con ventaja”. Al final la victoria supone para el equipo redondelano más que 3 puntos “nosotros le pedimos al futbolista que arriesgue que tome decisiones y para esto necesitamos tener un nivel de confianza alta y creo que estos tres puntos sumados al punto de Santiago nos ayudará a afrontar la competición con mucha más confianza y ser mejores de lo que fuimos hoy”.

Para la semana el Juvenil vuelve a jugar en casa, por lo que intentarán alargar estas dos jornadas sumando. Pero hasta el lunes que regresan a los entrenos, al equipo choqueiro les toca saborear esta primera victoria tan merecida.